Cometas

$490.00

EN ESPAÑOL

En Cometas los jugadores colaboran para mantener en vuelo todas las cometas, representadas por relojes de arena. Por turnos, tendrán que jugar una carta, voltear los relojes correspondientes y robar una carta nueva, asegurándose siempre de que no se agote el tiempo de ninguno de los relojes. Si quieren ganar, tendrán que coordinarse para jugar todas las cartas… ¡Y estar siempre preparados para sortear una tormenta!

Hay existencias

Compra en hasta 12 pagos sin tarjeta con Mercado Pago
Añadir a lista de deseos
Añadir a lista de deseos
SKU: EJM-8436607940265 Categorías: , Etiquetas: ,

Descripción

2 a 6 jugadores 15 min 10+ años

¡Has quedado con tus amigos para volar cometas! Hace sol, el olor del mar impregna el aire y, lo más importante, se está levantando una buena brisa. Una tras otra, vuestras cometas alzan el vuelo. La pregunta es… ¿Cuánto podréis mantenerlas en el aire?

Una vez empieza la partida… ¡No hay marcha atrás! Se pondrán en marcha seis relojes de arena, con lo que no habrá tiempo que perder. El objetivo del grupo será mantenerlos en marcha hasta que se agoten las cartas. En su turno, cada jugador tirará una carta y según el color (o colores) de los símbolos de la parte superior voltearán un reloj u otro. Habrá que estar atentos a los relojes que se agotan más rápido… ¡Pero no siempre os saldrán las cartas que necesitáis! Aunque los turnos sean frenéticos, si queréis que las cometas sigan en el aire, la comunicación será vital.

¿Parece fácil, verdad? Sin embargo, volar cometas requiere cierta habilidad… En las cartas no hay ningún símbolo blanco, pero en la mesa sí que hay un reloj con arena blanca. Cuando juguéis una carta con un solo símbolo podréis elegir si voltear el reloj del color mostrado o el blanco. Sin embargo, cuando se acaben las cartas del mazo y se desencadene el final apoteósico, en el que solo os queden las cartas de la mano, el reloj blanco ya no se podrá voltear.

Con un arte de ensueño, Cometas es un juego ideal para grupos grandes que no quieran pasarse un montón de rato esperando a que jueguen el resto de los compañeros. Con un formato compacto y precio reducido, lo podréis llevar a cualquier sitio y encadenar una partida tras otra. Veréis que no siempre es fácil coordinarse con el resto para jugar la mejor carta en el momento adecuado. ¡Es hora de volar!